Artículos

Salve César y las mejores películas sobre la industria del cine

Salve César es la más reciente en una larga lista de producciones que hacen homenaje (o muerden) a Hollywood

En años recientes hemos visto diversas películas que nos muestran a grandes figuras del cine internacional detrás de cámaras, como Eisenstein en Guanajuato - 59% y Cantinflas - 45%, así como historias que giran alrededor de las épocas pasadas de Hollywood, ya sea de forma simpática o mordaz (o ambas, si volteamos la mirada a ¡Salve, César! - 85%); sin embargo, la tradición introspectiva de la industria del cine viene desde su era clásica, la llamada 'edad de oro' para los grandes estudios y sus producciones, que a veces se llevaban entre las piernas al talento responsable por su éxito.

Bowfinger, el director chiflado - 81%

Consenso de Críticos: Un comentario ingenioso en la realización de películas moderna , con bastantes chistes para mantenerte entretenido a lo largo.

Una parodia transparente pero muy atinada, Bowfinger, el director chiflado - 81% nos presenta la lucha cómica de Bobby Bowfinger (Steve Martin), un productor de z-movies (películas con menos presupuesto y calidad que incluso las B-movies), por filmar en secreto a una naciente estrella de acción, Kit Ramsey (Eddie Murphy), un paranoide y engreído actor que no tiene idea de lo que Bowfinger hace justo debajo de sus narices. La trama involucra reemplazos de identidad, cambios de estrella de último minuto, la famosa actitud pesada y egoísta de las estrellas, así como los límites exagerados a los que suelen llegar los productores por lograr una película cortando costos de cualquier lado; es una sátira que nos muestra a un grupo de cineastas perdedores para burlarse de los que juegan en las grandes ligas, mofándose de sus famosos defectos. Steve Martin no será el comediante más carismático o efectivo, pero la actuación de Eddie Murphy (en otro de sus famosos esfuerzos por ser más de una persona en pantalla), así como el ingenio de su guion, la vuelven recomendable.

El Nombre del Juego - 86%

Consenso de Críticos: Con un reparto perfecto y una vuelta de tuerca a escondidas en lo gángster habitual de Hollywood, El Nombre del Juego ofrece una sátira aguda que se dobla como una comedia de suspenso entretenido en su propio derecho.

Una comedia criminal adaptada del libro del mismo nombre (Get Shorty), El Nombre del Juego - 86% es una mirada irónica a la cara menos ética y legal de Hollywood y la industria del cine en general; contada a través de los ojos del usurero Chili Palmer (John Travolta), que tras una serie de situaciones que escalan de forma imprevista, se encuentra envuelto en la parte más turbia del negocio del cine, tratando de impulsar (a cualquier precio) una película basada en sus experiencias criminales. Productores corruptos, distribuidores en bancarrota, gángsters con una mano en diversas películas y mucho movimiento de drogas no ofuscan el tono relajado de El Nombre del Juego, y si reconoces más de la mitad de las referencias que hace a diversas realidades del mundo fílmico, seguramente te sacará varias risas, o al menos te hará asentir en complicidad; estos son los prestadores y banqueros de muchas películas en Hollywood.

El Ladrón de Orquídeas - 91%

Consenso de Críticos: Vertiginosamente original, la alocada y multi-nivel película El Ladrón de Orquídeas es divertida a la vez que invita a la reflexión.

Quizá la más meta-referencial y estratificada de las películas en esta lista, El Ladrón de Orquídeas - 91% fue escrita por Charlie Kaufman , uno de los más reconocidos y aclamados guionistas trabajando en la industria actualmente (y que recientemente debutó como director en Anomalisa - 93%). En ella, Kaufman se escribe como una versión ficticia de su persona (interpretado por Nicolas Cage), en la cual debe enfrentar su bloqueo de escritor y la imposibilidad técnica de adaptar al libro titular en un screenplay satisfactorio (Charlie rechaza abiertamente las estructuras convencionales de narrativa); estas experiencias están levemente basadas en las que sufrió el mismo Kaufman cuando intentó adaptar el libro años antes. Su roce con diversas figuras reales (como las del escritor y conferencista Robert McKee) y su mezcla hábil e inteligente de objetos reales en su mundo ficticio, como haría después en la maravillosa Nueva York en Escena - 68%, vuelven de El Ladrón de Orquídeas una película que pierde mucho al ser contada, por lo que simplemente te recomendamos verla y entender qué la vuelve tan interesante. Como dato curioso, Donald, el gemelo de Kaufman dentro de la historia y cuyo intento amateur de ser un guionista como su hermano es recibido con cheques de seis cifras, recibe un crédito de guionista en la película a pesar de ser un personaje ficticio.

Barton Fink - 91%

Consenso de Críticos: Revirada e inquietante , este cuento satírico de los hermanos Coen de 1940 está lleno de sentido del humor y la marca comercial de las actuaciones fantásticas de su elenco.

Barton Fink - 91% es una película que desafía las clasificaciones tradicionales, pero te sentirás cómodo llamándola una mezcla entre comedia negra y film noir, ya que el resto de sus elementos genéricos se encuentran dispersos a lo largo de la historia, como suele suceder con el cine de los Hermanos Coen. Barton Fink sigue las vivencias del personaje titular (John Turturro), un hombre neurótico y con altas pretensiones intelectuales (disfrazadas de fidelidad al ‘hombre común’) quien es contratado por Capitol Pictures para escribir guiones fílmicos luego de su éxito en Broadway, y que se haya envuelto en bizarras situaciones con distintas figuras de la literatura y el cine; la película está cargada de simbolismo y referencias al cine contemporáneo a través de su historia basada en la industria de los años 40. Tanto críticos como fanáticos parecen estar de acuerdo en que Barton Fink es superior a Salve César en su propósito de satirizar de forma compleja e ingeniosa al mundo en que se desenvuelven sus dos directores, por lo que no hay razón para ignorarla si no la has visto y te gusta el estilo Coen.

La Venganza de Sweetback - 91%

Consenso de Críticos: Un entretenido e intrigante tributo a un padre de parte de su hijo.

La cosa va más o menos así: en los 70, el actor Melvin Van Peebles recibe una oferta de tres películas con Columbia Pictures, pero el actor aprovecha para crear una visión que él considera realista sobre la comunidad negra de Estados Unidos, a quienes ve tristemente relegados a papeles menores y cómicos. La película, que pasó por un sinfín de problemas y retrasos en su producción de varios años, por fin vio la luz bajo el nombre de Sweet Sweetback’s Badasssss Song, la cual le abrió los ojos a los productores sobre el entonces nulamente explorado mercado afro-americano y las puertas al género blaxploitation. Décadas después, el hijo de Melvin, Mario Van Peebles, interpreta a su padre y recuenta la historia llena de retos y turbulencia de aquel legendario rodaje, uno que revolucionó la forma en que la industria del cine veía a la comunidad negra al frente y detrás de cámaras, y que a la larga le daría apertura en una época llena de racismo.

Ed Wood - 92%

Consenso de Críticos: Tim Burton y Johnny Depp hacen equipo para llevar la vida y obra del héroe de culto Ed Wood a la pantalla grande, con resultados generalmente extraños y maravillosos.

Ed Wood - 92% es una biopic bastante estilizada, y puede que a la luz de unas cuantas lecturas sobre la vida y obra del verdadero Wood, lo que vemos en la película resulta una mirada poco genuina; pero es ahí mismo donde yace la verdadera gracia de esta historia: El director Tim Burton admite que la historia no es una ‘completamente realista’, y que su representación del famoso director y su equipo es ‘sumamente simpática’ ya que no buscaba ridiculizar más a Wood, sino contar la historia través de sus ojos, quien se mantuvo optimista mucho tiempo a pesar de los diversos aspectos más oscuros de su vida. Por esta razón, la película parece una versión cuasi-surreal de la visión de este frenético personaje enfocada en sus esfuerzos por crear cine, a pesar de su aparente incompetencia, en una industria (y sociedad en general) que lo rechazó y humilló desde el principio. En esencia, es una B-movie sobre uno de los más notorios directores en el género, pero con más presupuesto.

Birdman o (La Inesperada Virtud de la Ignorancia) - 91%

Consenso de Críticos: Un emocionante paso para el director Alejandro Gonzalez Iñárritu, “Birdman o (La Inesperada Virtud de la Ignorancia), es una ambiciosa producción impulsada de una buena historia y con destacadas actuaciones por parte de los actores Michael Keaton y Edward Norton.

Una de las más recientes entradas en la lista, Birdman o (La Inesperada Virtud de la Ignorancia) - 91% se distingue por tomar un elemento de la industria del cine (el arquetípico actor en declive que busca triunfar de cualquier manera) y lo sitúa en una industria diferente, llena de sus propias intrigas, tramas y clichés: Los escenarios teatrales de Broadway. La historia trata sobre los intentos de Riggan Thomson, una antigua estrella de Hollywood cuya más alta conquista del éxito fue interpretar al superhéroe Birdman en una vieja serie de películas. Ahora, frustrado y víctima de distintas alucinaciones sobre su alter-ego alado y levitación, el actor intenta saltar a la fama (nuevamente) al dirigir y protagonizar una obra de su autoría, algo percibido como un simple proyecto de vanidad por quienes le rodean. Acosado por las burlas mentales de Birdman y las actitudes bizarras y agresivas de sus co-estelares y críticos, Riggan está atrapado en una prisión más grande de la que cree haberse librado. A pesar de no tratar directamente el tema de la industria cinematográfica, esta película es una buena adición a la lista por mostrarnos que Hollywood solo es una cabeza de tantas que tiene el monstruo más peligroso: La industria del entretenimiento en general.

El Artista - 98%

Consenso de Críticos: Un gran tributo a la magia del cine mudo, “El Artista” es una película inteligente llena de actuaciones espectaculares y un estilo visual bien logrado.

A pesar de que su triunfo en los Premios de la Academia ha dado pauta a muchos comentarios y bromas sobre lo ‘olvidables’ o poco longevas que resultan algunas películas galardonadas, El Artista - 98% es en realidad una carismática pieza de periodo narrada de forma atractiva. Aunque es cierto que Michel Hazanavicius se saltó mucho de lo que fue uno de los cambios más significativos y revolucionarios en la historia del cine; la transición de las películas mudas al sonido (talkies). Y si bien la película es un drama centrado más en sus personajes y no tanto en la época en general, los problemas sufridos por George Valentin (Jean Dujardin) y el ascenso al super-estrellato de Peppy (Bérénice Bejo) son paralelos fieles a los de muchas estrellas de la época, cuyas carreras comenzaron a brillar o decaer rápidamente al enfrentarse a las demandas del nuevo mercado emergente alrededor de la industria; sin no sonabas bien, no tenías lugar frente a las audiencias. En este aspecto, El Artista es un buen reflejo del mundo del cine en una era que la mayor parte del mundo no recuerda de primera mano.

El Juego de Hollywood - 98%

Consenso de Críticos: Mordaz y cínica, sin por ello sucumbir a la amargura, El Juego de Hollywood es una de las más grandes sátiras de Hollywood -- y una pieza brillante en la obra de Altman.

El Juego de Hollywood - 98%, al igual que otras películas en esta lista, es una comedia satírica sobre los excesos de este mundo tan glamoroso; en este caso, se trata de un productor de Hollywood, Griffin Mill (Tim Robbins) que se ve involucrado en un misterio criminal cuando recibe varias amenazas de muerte de parte de un escritor al que le rechazó rudamente un guion; la pregunta es, ¿cuál de todos? Tratándose de un misterio whodunnit (quién-lo-hizo), la trama sufriría mucho al revelarles más detalles, pero sepan que se trata de una sátira bastante agria (sin ser la mitad de miserable que sus personajes), aunque no señala con el dedo a nadie en particular; es un pedazo de realidad no específica vuelta una ficción detallada, y la mayor lección (esto no es un spoiler a partir de cierta edad) es que, tristemente para muchos, las cosas suelen resultar bien para aquellos que juegan sucio.

El Ocaso de una Vida - 98%

Consenso de Críticos: Podría decirse que la mejor película sobre Hollywood , la obra maestra de Billy Wilder, Sunset Boulevard, es una combinación tremendamente entretenida del noir, comedia negro, y el estudio de personajes.

La vida y obra de los guionistas que nutren a Hollywood de historias lleva décadas siendo explorada, y cada cierto tiempo aparece una que refleja a la perfección la época de la que salió; caso en cuestión, El Ocaso de una Vida - 98% es considerado un clásico atemporal del cine americano, y su historia da inicio con el cuerpo del protagonista, Joe Gillis (William Holden), flotando en una piscina; a través de un largo flashback, Gillis relata los eventos que llevaron a su muerte, iniciando seis meses antes cuando su mundo estaba colapsando por su falta de éxito como guionista tratando de vender un screenplay a Paramount. Luego de volverse ‘mantenido’ de una marchita diva del cine, Norma Desmond (Gloria Swanson) tratando de regresar al estrellato, la vida de Gillis da una serie de giros extraños que revolotean alrededor de la posesiva actriz y sus propios esfuerzos clandestinos de por fin triunfar en la industria a costa de la fortuna de ella. Retratando en estilo noir, comedia negra y drama muchos de los aspectos más oscuros del ‘Hollywood clásico’, El Ocaso de Una Vida merece su estatus consagrado dentro de la industria a la que retrata de forma tan enamorada y peligrosa.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Axel Alcalá es redactor en Tomatazos.com, tiene un doctorado en Godzilla y puedes seguirlo cuando lo encuentres, pero solo entonces.

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos