Artículos

Ring: 18 años del horror japonés que cambió a Hollywood

La película redujo la brecha entre el cine de horror japonés y el americano

El 31 de enero de 1998 fue estrenada en Japón la película Ringu - 97%, una pequeña producción que, no obstante, sería la detonante de una nueva forma de ver horror en el cine oriental y occidental. Alabada por la crítica debido a sus temas que enfrentaban el aspecto tradicional de la cultura japonesa (y sus propias historias de horror folclórico) con el potencial de la era moderna y su angustia incipiente. Algo de eso fue replicado en su remake americano, El Aro - 72%, la cual, si bien no fue la primera adaptación de una historia japonesa para pantallas americanas, sí popularizó inmensamente el 'horror japonés' con las audiencias regulares.

También popularizó la frase "pareces niña del aro".
También popularizó la frase "pareces niña del aro".

La historia sigue a Reiko Asakawa, una reportera y joven madre que investiga la muerte de su sobrina tras ver una supuesta cinta maldita en una cabaña. Tras quedar atrapada en la maldición junto a su hijo, Reiko debe resolver el misterio del video misterioso y encontrar una forma de cambiar su destino antes de que pasen los siete días que tiene de vida (pero eso ya lo sabías).

La película es una adaptación de la novela del mismo nombre y parte de una trilogía (y después una serie de libros) escrita por Koji Suzuki, la película fue dirigida por Hideo Nakata, quien siguió dirigiendo horror tras el éxito de la película; también escribió y dirigió la película Dark Water, la cual recibió un remake americano al igual que Ring (aunque con peores resultados).

Nos guste o no, esta se volvió una de las imágenes más icónicas del horror moderno.
Nos guste o no, esta se volvió una de las imágenes más icónicas del horror moderno.

¿Por qué fue tan efectiva y exitosa Ring? Ya mencionamos la forma en que combina dos aspectos del horror japonés: Su cultura de espectros tradicionales y el horror generado por la tecnología y la vida moderna; la cinta asesina fue creada con los poderes psíquicos de una niña que, tras las circunstancias de su muerte, se vuelve un espíritu vengativo a través de una creación moderna. Además, la película tiene un aspecto espiritual más acentuado debido a la forma en que este tema es percibido en su país natal; varios personajes tienen percepción extrasensorial, y los espíritus de otras víctimas se manifiestan para ayudar a Reiko. Claro, quizá no haya sido la primera película en ofrecer una trama con estos elementos, pero es más sobre cómo fueron mezclados de forma efectiva con otros dos ingredientes muy importantes en el lenguaje del horror...

Primero, tenemos las perturbadoras imágenes que conforman el video que se vuelve el centro de la trama. El uso de secuencias inconexas y aterradoras genera una sensación de malestar; no porque se trate de escenas agresivas o aterradoras en sí, sino por la forma abstracta en que fueron montadas (si te gustan los collages de cine experimental o simplemente los video-remixes sabrás de lo que hablamos). Es usualmente la falta de contexto en las imágenes la que las vuelve más escalofriantes; ¿por qué crees que las fotografías más virales son las de horrores sin explicación?

Puede que la versión japonesa del video no sea tan efectiva como la americana (que puedes ver más adelante) después de tantos años, pero hay que considerar que la historia de Samara (el espíritu vengativo en el remake) fue expandida para que fuera más tenebrosa que la de Sadako (el espíritu japonés). La edición, las imágenes utilizadas e incluso el sonido vuelven al video maldito de la versión americana un objeto interesante incluso hoy:

Segundo, está el aspecto de eso me podría pasar a mí. Sí, es ficción y obviamente no podría pasarte, pero no hablamos de eso. Se trata de esa sensación de horror efectivo en que puedes verte en el mismo peligro que los protagonistas: Después de todo, vivo rodeado de pantallas y acabo de ver el video completo al igual que las personas en esta película... ¿Ese es mi teléfono sonando? El efecto que tuvieron Ring y El Aro en las audiencias fue palpable por años en la cultura popular.

Finalmente, tenemos que hablar de la forma en que Ring (a través de El Aro) cambió el cine de horror que vimos durante la década anterior. Primero que nada, están los remakes escena por escena de películas asiáticas queriendo montar la misma ola de éxito que trajo Ring: Dark Water, La Maldición, Una Llamada Perdida, Pulse, El Ojo... No puedes acusar a Hollywood de no actuar rápido. Haciendo a un lado estas poco efectivas traducciones de guion, la película trajo una corriente refrescante de tropos que (por un tiempo corto) se sintieron novedosos, y más importante, atrajeron la atención de un público más grande a otras películas japonesas de horror, como la fantásticamente ridícula Hausu - 89%, la perturbadora Tetsuo, the Iron Man - 77%, así como la polémica Suicide Club. También popularizó mucho el uso de filtros que hacían ver a las películas de horror más azules que un pitufo, así que alguien se merece una cachetada.

'Es que este horror es azul como el mar azul...'
'Es que este horror es azul como el mar azul...'

¿Qué experiencia tuviste con Ringu? ¿La viste en el cine, qué pensaste de ella? O mejor comparte con nosotros tus películas asiáticas de horror favoritas.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Axel Alcalá es redactor en Tomatazos.com, tiene un doctorado en Godzilla y puedes seguirlo cuando lo encuentres, pero solo entonces.

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos