Noticias

Gaspar Noé no podía dejar de reírse al ver The House That Jack Built, de Lars von Trier

El director argentino no se sintió afectado como el resto del público por la violenta y explícita historia del asesino en serie

Noticias

Gaspar Noé no podía dejar de reírse al ver The House That Jack Built, de Lars von Trier

El director argentino no se sintió afectado como el resto del público por la violenta y explícita historia del asesino en serie

POR Claudia Cabello -

Más del 90% del éxito de Lars von Trier tiene que ver con la controversia de su trabajo. El director definitivamente tiene talento y una forma única de contar historias, pero es bien sabido que su intención principal es la de provocar, pues sólo a partir de esa molestia e incomodidad es que sus tramas y personajes cobran sentido, y su mensaje se puede analizar mejor. Las reacciones extremas parecen trabajar a favor de sus creaciones y cada critica negativa nacida del asco le da un impulso para su siguiente proyecto.

Su última película, llamada La Casa de Jack - 53%, se convirtió de inmediato en uno de los estrenos de Cannes más controvertidos, pues la mayoría de los espectadores abandonó la sala mucho antes de que terminara la proyección. Sin embargo, algunos la llamaron obra maestra y las primeras críticas son bastante contradictorias, como suele suceder con las cintas de von Trier. Por supuesto, no todos se sintieron altamente ofendidos o perturbados por la historia, como el director Gaspar Noé, quien tuvo una reacción totalmente inesperada.

También te puede interesar: Cannes 2018: The House That Jack Built, de Lars Von Trier, ya tiene primeras críticas

Gaspar Noé es un director que sabe muy bien cómo es molestar a la audiencia. Al igual que von Trier, el director de Irreversible - 57% busca provocar, aunque en su caso parece ser directa y únicamente por el placer de explotar la provocación superficial. Este creador ha mostrado escenas de sexo y violencia explícitas y una escena de violación que sigue dando de qué hablar, por lo que queda claro que es difícil atormentarlo.

Durante una entrevista con Vulture, Gaspar Noé, quien estuvo en Cannes para promocionar su más reciente trabajo llamado Climax, reveló que la película protagonizada por Matt Dillon y que cuenta la evolución de un asesino en serie le causó mucha gracia:

¡Me pareció muy graciosa! Lars von Trier tiene un humor muy frío, pero la disfruté mucho. Es como una película de Todd Solondz, muy oscura. Todas las escenas sádicas fueron tan graciosas que las personas se me quedaban viendo porque no podía parar de reír.

El director simplemente no comprende por qué todos salieron tan molestos. Aunque la respuesta de Noé suena extraña, y para algunos hasta falsa o resultado de la envidia, lo cierto es que no se equivoca en cuanto al humor de von Trier. El director de Ninfomanía: Primera Parte - 75% suele aprovechar momentos de naturaleza seria para que sus personajes muestren un oscuro sentido del humor que puede alcanzar el absurdo y minimizar la fuerza del momento. Esto no es nuevo y es parte del toque único del creador, uno que logra diferenciarlo de otros títulos igual de explícitos y violentos.

También puedes leer: Lars von Trier dirigirá una serie de cortometrajes para combatir la ansiedad que le causó su nueva película

Mientras The House That Jack Built dividió a la crítica especializada, el más reciente trabajo de Noé les encantó. El director reconoce que las reseñas positivas le sorprenden y que siente que Climax, protagonizada por Sofia Boutella, terminará por convertirse en una cinta comercial, aunque no fuera la intención. Por otro lado, von Trier ya confirmó que su siguiente trabajo será en otro formato, decisión tomada luego de experimentar demasiada ansiedad y depresión por su última película.

No dejes de leer:

Las influencias de Gaspar Noé

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos